Contenido

En este artículo te voy a dar algunos consejos caseros para conseguir eliminar y evitar las energías malvadas de tu vida. Los malos espíritus son capaces de destruir familias, relaciones e incluso pueblos enteros en cuestión de poco tiempo. ¿Cómo hacerlo? Muy fácil, en las próximas líneas te lo cuento todo.

 

¿Cómo evitar a los malos espíritus?

Como sabes, la Albahaca es una planta con mucha energía y la debes conseguir para este ritual casero. Si la pones cerca de una ventana donde le entre luz, podrá vivir en tu hogar durante la primavera y el verano. Este ingrediente tiene poderes esotéricos y se utiliza para rituales que potencien el amor, la sexualidad y la fortuna. También tienen múltiples propiedades medicinales y se considera como una planta sagrada. Además, sus flores al secarse te darán semillas para la próxima primavera. Su misión es evitar la entrada de malos espíritus a tu hogar o trabajo, y si los hay antes de tener la planta, los ahuyentará. Concretamente necesitas 7 hojas frescas de albahaca.

 

La lavanda tiene grandes repercusiones contra los malos espíritus

 

También es importante contar con 7 hojas frescas de romero y de salvia. Como sabes, tienen propiedades beneficiosas para conseguir el resultado esperado y vivir en paz. Una ramita de lavanda es otra de las cosas indispensables que no te pueden faltar. Se trata de una planta medicinal con propiedades calmantes.

Que no se te olvide una cucharada de sal de mar y de comino, este último es un remedio tradicional natural que se utiliza desde el principio de los tiempos para diferentes hechizos, conjuros y rituales.

Por último, una vela morada y un pedazo de raíz de valeriana son necesarios para completar el remedio casero contra los malos espíritus.

 

Pasos a seguir contra los malos espíritus

Lo primero que tienes que hacer es encontrar un bol de barro fuera de casa y quemar las hierbas (salvia, romero, albahaca, lavanda y valeriana). Después, cuando queden las cenizas, deposita la sal y el comino y remuévelo bien. Una vez hechos estos dos pasos, enciende la vela morada en casa y esparce la mezcla conseguida por las esquinas y las entradas.  Para terminar, apaga la vela y enciende incienso. Respira profundamente y nota cómo de inmediato la energía se vuelve positiva. Los sucesos extraños desaparecerán enseguida.

 

¿Cuándo repetir este proceso?

Es importante ser constante porque si no el resultado final puede que no sea el esperado. Para ello, lo tienes que llevar a cabo cada viernes por la noche al menos durante los primeros dos meses.

Ojalá este consejo casero te sirva y vuelvas a lograr la paz de tu hogar que te mereces para ti y para todos los tuyos.

¡Besitos de chocolate!