Contenido
Tv Directo: 806 408 050 Gabinete privado: 806 408 011 visa Gabinete privado: 910 288 626

Las joyas no solo embellecen y complementan nuestro estilo, sino que también tienen significados y connotaciones culturales, espirituales y supersticiosas. A lo largo de la historia, ciertas piezas han sido consideradas portadoras de mala suerte. Hoy, junto a vuestro especialista en tarot online de confianza,  exploraremos cinco joyas específicas que, según diversas creencias y supersticiones, pueden traer infortunio a quienes las usan.

Zarcillos de Coral: Belleza con Cautela

Los zarcillos de coral son apreciados por su color vibrante y su elegancia natural. Sin embargo, en algunas culturas, se cree que son joyas que traen mala suerte si no se maneja con cuidado. Según la tradición popular, el coral debe ser regalado y no comprado por uno mismo, ya que adquirirlo para uso personal puede invocar desgracias. Además, el coral rojo está asociado con la sangre y el peligro, lo que incrementa su aura de negatividad si se rompe o se daña mientras se usa.

Las supersticiones sobre el coral varían, pero un tema recurrente es su conexión con la protección. Se dice que el coral cambia de color cuando se aproxima un peligro, lo que puede interpretarse tanto como una advertencia protectora como una señal de mal augurio.

Pulsera de Cuarzo Rosa: Amor y Desamor

El cuarzo rosa es conocido como la piedra del amor, asociada con la paz, la calma y la atracción de relaciones amorosas positivas. Sin embargo, algunas creencias afirman que una pulsera de cuarzo rosa puede traer mala suerte en el amor si no se limpia y consagra adecuadamente antes de usarla.

El cuarzo rosa también es visto como una piedra que puede absorber energías negativas. Si la pulsera se utiliza durante momentos de estrés o conflicto, puede retener esa negatividad, afectando a quien la lleva. Por ello, es crucial purificar regularmente el cuarzo rosa para evitar que esas malas vibras se acumulen y causen problemas en la vida sentimental de la persona.

Anillo de Diamantes: Brillo Peligroso

Los diamantes son símbolo de riqueza, poder y eternidad. Sin embargo, algunas leyendas sugieren que ciertos diamantes, especialmente aquellos que han sido robados o adquiridos de manera deshonesta, pueden ser joyas que traen mala suerte y desgracias a sus propietarios. Un ejemplo famoso es el diamante Hope, que se dice ha traído infortunios y tragedias a varios de sus dueños a lo largo de los siglos.

Otra superstición relacionada con los anillos de diamantes es la creencia de que un diamante roto o dañado es un presagio de problemas graves, ya que la integridad del diamante simboliza la fortaleza y la pureza de la relación que representa. Si un anillo de diamantes se rompe, se considera una señal de que la relación está destinada a enfrentar dificultades importantes.

Pulseras de Perlas: Lágrimas en las Muñecas

Las perlas, con su lustre suave y elegante, son un símbolo de pureza y sabiduría. No obstante, también están asociadas con lágrimas y tristeza. Una de las creencias más difundidas es que las pulseras de perlas pueden traer mala suerte al amor y al matrimonio, pues cada perla representa una lágrima futura. Esta superstición es particularmente fuerte en las bodas, donde se dice que usar perlas puede presagiar un matrimonio lleno de penas y lágrimas.

Además, algunas culturas sostienen que las perlas deben ser regaladas y no compradas para uno mismo. De lo contrario, la persona que las adquiera estará comprando sus propias lágrimas y tristezas. Es por esto que, en ocasiones, se recomienda evitar las perlas como regalo de amor, para no asociar la relación con sufrimiento.

Anillo de Esmeralda: Verde Desafortunado

La esmeralda es conocida por su belleza y su vibrante color verde, asociado con la renovación y el crecimiento. Sin embargo, también tiene un lado oscuro en términos de superstición. Se dice que las esmeraldas son joyas que traen mala suerte si no son auténticas o si han sido manipuladas químicamente para mejorar su apariencia.

Una creencia antigua sostiene que un anillo de esmeralda puede ser especialmente desafortunado si la piedra tiene imperfecciones visibles. Estas imperfecciones se consideran un reflejo de posibles problemas en la vida de quien lo lleva. Además, algunas tradiciones afirman que las esmeraldas pueden influir negativamente en la salud emocional y física si se usan continuamente sin descanso.

Para quienes creen en la energía y las vibraciones de las piedras preciosas, es vital que las esmeraldas se limpien y energicen regularmente. De lo contrario, podrían absorber y retener energías negativas, afectando la vida y el bienestar de su portador.

La fascinación por las joyas va más allá de su apariencia física; su valor simbólico y supersticioso ha sido una parte integral de su historia. Aunque estas creencias pueden variar según la cultura y la tradición, es interesante conocer los mitos y supersticiones que rodean a estas hermosas piezas. Ya sea que creas o no en que las joyas traen mala suerte, siempre es prudente tratarlas con el respeto y el cuidado que merecen. Después de todo, más allá de las supersticiones, cada joya tiene una historia única que contar.

No olvidéis daros un paseo por mi tienda online, ¡muchos besitos de chocolate!